¿Qué son los Business Angels?

¿Qué tipo de inversores existen? y ¿cuál es mejor para mi negocio? Son las dos preguntas que más suelen hacerse los emprendedores. Desde Ad&Law asesoramos a todos aquellos que necesitan capital para su negocio a obtenerlo por distintas vías dependiendo de los objetivos de los inversores y de los intereses del cliente. En este sentido, aunque existen distintos fondos de los que se puede captar capital, hemos decidido centrarnos en los famosos Business Angels, ya que son una de las figuras más conocidas y que, a la vez, generan más dudas entre los emprendedores.

BusinessAngel
¿Qué tipo de inversores existen? y ¿cuál es mejor para mi negocio? Son las dos preguntas que más suelen hacerse los emprendedores. Desde Ad&Law asesoramos a todos aquellos que necesitan capital para su negocio a obtenerlo por distintas vías dependiendo de los objetivos de los inversores y de los intereses del cliente. En este sentido, aunque existen distintos fondos de los que se puede captar capital, hemos decidido centrarnos en los famosos Business Angels, ya que son una de las figuras más conocidas y que, a la vez, generan más dudas entre los emprendedores.

De manera general podemos decir que los Business Angels se diferencian de otros modelos de financiación en su carácter personal, próximo y privado, lo que hace que también sean llamados “inversores de proximidad”. En ellos las pequeñas empresas y los emprendedores pueden encontrar una serie de ventajas:

Experiencia. Su perfil es el de un inversor conocedor del mercado con amplia experiencia, que una vez que ha generado ingresos con sus empresas encuentra en las startups el potencial para desarrollar una nueva idea de negocio. Además, suele ser una persona comprometida que comparte con el pequeño empresario sus conocimientos de gestión.

Gran capacidad económica. Estos inversores ofrecen sus propios recursos a cambio de una participación en el capital de la empresa, aportando cantidades que oscilan entre los 50.000 y 200.000 euros. Un único proyecto puede beneficiarse de la aportación conjunta de varios de ellos.

Bajo coste. Este modelo de financiación no requiere pagar intereses como sucede en las fórmulas crediticias.

Contactos. El emprendedor verá ampliada su red de contactos gracias al inversor, y con ella sus oportunidades de negocio.

Redes. Su organización está cada vez más coordinada, lo que aumenta su capacidad de actuación, permitiéndoles repartir el riesgo entre varios proyectos.

Calidad. El business angel apostará por proyectos que ofrezcan grandes ideas, cuyo potencial permita un crecimiento económico exponencial. Para ello valoran en profundidad los planes de negocio y tratan de conocer a sus creadores.

Permanencia. Aunque con frecuencia están interesados en vender su participación en un plazo de 5 a 7 años, su permanencia suele ser mayor que en otros modelos de financiación. Además sus decisiones no solo tienen lugar por cuestiones financieras, sino que suelen tener en cuenta la satisfacción personal que les reporta el proyecto.

El emprendedor tendrá que aclarar desde un principio las condiciones de su relación con el business angel para que esta sea fluida. De lo contrario, el pequeño empresario podría encontrarse con que el inversor pretende ejercer un control excesivo sobre la empresa. Por otro lado, los business angels suelen exigir un alto ROI y resultados a medio plazo, debido al riesgo elevado de la inversión, cuestiones que el emprendedor no puede perder de vista.

¿Cuánto tarda en cobrar un proveedor de servicios de la administración pública?

En función de sus características, las entidades locales publican su Periodo Medio de Pago (PMP) con diferentes periodos de referencia. De estos datos se extrae que en septiembre el periodo medio de pago a proveedores experimentó un aumento de 6,77 días en el conjunto de las Comunidades Autónomas, situándose en los 55,48 días.

PMP_blog

En función de sus características, las entidades locales publican su Periodo Medio de Pago (PMP) con diferentes periodos de referencia. Así, aquellas corporaciones locales que son capital de provincia, de CCAA o que superan los 75.000 habitantes, junto a Diputaciones, Cabildos insulares y Consejos, publican sus datos cada mes mientras que el resto lo hacen trimestralmente.

De estos datos se extrae que en septiembre el periodo medio de pago a proveedores experimentó un aumento de 6,77 días en el conjunto de las Comunidades Autónomas, situándose en los 55,48 días. Según los datos del Ministerio de Hacienda las regiones que tardan más en pagar a sus proveedores son Extremadura (112,53), Aragón (90,58) y Murcia (82,55), y las que menos Navarra, País Vasco y Canarias.

Se observa, por tanto, que los periodos de pago superan los 30 días establecidos en la legislación vigente. Y que, además, existe una tendencia creciente en el PMP que desde el Gobierno se explica en base al incremento en el ratio de operaciones pagadas y en el de las operaciones pendientes de pago. Por su parte, las corporaciones locales tuvieron un periodo de pago de 49,12 días para las entidades de cesión y de 48,05 días para las entidades de variables.

El segundo trimestre de 2015 el PMP del subsector en su conjunto pasa de 35,86 a 48,48 días, lo que supone un incremento de 12 días. Las principales ciudades arrojan un PMP de 21,53 días, siendo Valencia la única que supera los 60 días, aunque Sevilla, Zaragoza, A Coruña, Palma de Mallorca y Murcia ya presentan valores superiores a los 30 días.

El Gobierno acordó el pasado 20 de noviembre la asignación de 7.889,17 millones de euros a las 15 Comunidades Autónomas (CCAA) adheridas al Fondo de Financiación, con el objetivo de atajar déficits de ejercicios anteriores.

Diferencias entre una aceleradora y una incubadora

En los últimos años el emprendimiento se está convirtiendo en una de las principales alternativas al desempleo y por eso incubadoras y aceleradoras de empresas han ido surgiendo en nuestro país para ayudar en el asesoramiento, configuración y financiación de startups, pero ¿cuál es la diferencia entre ellas?

Lo primero que tenemos que saber es que tanto las aceleradoras como las incubadoras se encargan de ayudar a las startups en su fase inicial, a estructurar su modelo de negocio, su estrategia de captación de clientes y su financiación, tratando de asegurar el éxito de sus proyectos  mediante una serie de técnicas empresariales.

No obstante, aunque tengan un objetivo común sí que podemos encontrar diferencias entre ellas. La principal es que una aceleradora se encarga de impulsar el crecimiento y desarrollo de las startups que ya están en marcha, por lo que las empresas se encuentran en fases más avanzadas (fase pre-semilla o semilla), mientras que una incubadora ofrece la formación y asesoramiento necesario para configurar una startup desde sus inicios, ayudando a los emprendedores a convertir su idea de negocio en una inversión rentable.

Las aceleradoras conceden un espacio compartido donde se trabaja bajo un programa de “mentoring” en el que se trabajan los aspectos importantes para el rápido desarrollo de la startup. A través de este sistema de instrucción, las aceleradoras ayudan al emprendedor a resolver las dificultades con las que se pueda encontrar. Ofrecen, además, un continuo seguimiento de las decisiones empresariales, validando y orientando el modelo de negocio lo antes posible dentro del periodo de aceleración (de 3 a 12 meses).

Por su parte, una incubadora suele ser un espacio físico con algunos servicios básicos que acoge startups en fases iniciales o ideas a un precio reducido, instruyendo y asesorando a los emprendedores desde el inicio del proyecto empresarial y regulando su capacitación e infraestructura administrativa. Las incubadoras permiten el desarrollo de productos de calidad y en cantidades adecuadas para que el proyecto que se pone en marcha sea rentable. Como es el caso de Grupo Intercom, la incubadora de referencia en España, que generaron negocios como Softonic, Infojobs o Niumba.

A diferencia de las incubadoras, las aceleradoras realizan una aportación inicial de capital (seed funding) y facilitan a los emprendedores la oportunidad de realizar acciones que aumenten el valor de la startup. A cambio, la aceleradora suele recibir entre un 5% y un  10% del valor de la empresa. SeedRocket o Wayra, son dos de las aceleradoras más antiguas de España y ofrecen a las startups espacios de trabajo, mentorización, apoyo tecnológico y asesoramiento.

Nuevo NEOTEC de CDTI: 10 millones de Euros en subvenciones a fondo perdido

Ya está abierta la nueva convocatoria NEOTEC de CDTI, que ha pasado a ser una subvención de a fondo perdido y no un préstamo participativo.

Requisitos para presentar una solicitud a la nueva convocatoria NEOTEC:

1) Deben ser empresas innovadoras. Esto significa o bien haber invertido al menos uno de los 3 últimos años más del 10% de los costes de explotación en gastos de I+D (certificado por un auditor) o bien mediante el informe de un experto externo (que trabaje en una universidad o un OPI).

2) Deben ser pequeñas empresas (menos de 50 trabajadores, menos de 10 millones de Euros de facturación y menos de 10 millones de Balance).

3) No pueden estar cotizadas.

4) Máximo 4 años desde la fecha de constitución.

5) No deben haber repartido nunca beneficios (dividendos).

6) No pueden ser filiales.

7) Deben tener un mínimo de 10.000 Euros de Capital Social en aportaciones dinerarias.

8) No pueden estar participadas por otras empresas en más de un 25% del capital social.

En qué consisten las ayudas:

a) Máximo del 70% del presupuesto en subvención a fondo perdido. Máximo 250.000 Euros de subvención por empresa y proyecto.

b) Presupuesto mínimo de 175.000 Euros.

c) Las actuaciones deberán iniciarse el 1/1/2016 y hasta 31/12/2016 o 31/12/2017 (uno o dos años).

Gastos subvencionables:

a) Inversiones en equipos

b) Gastos de personal (empleados por cuenta ajena, autónomos socios y TRADEs).

c) Materiales

d) Colaboraciones externas/asesoramiento (aquí se puede incluir el gasto de certificación como empresa innovadora).

e) Otros costes: alquileres. Suministros, cánones y licencias, gastos patentes y otra propiedad intelectual, seguros y gastos del auditor externo (máximo 2.000 Euros por anualidad).

Subcontratación:

Máximo 50% del total subvencionado. Si representa más del 20% del total subvencionado y más de 60.000 Euros, habrá que celebrar el contrato de subcontratación por escrito y deberá ser autorizado por CDTI.

Plazo para la solicitud: Hasta el 6 de octubre a las 12h.

Para esta y otras ayudas cuente con el asesoramiento experto de AD&LAW.

Abierta la segunda convocatoria del programa EMPRENDETUR I+D+i

Ya está abierta la segunda convocatoria del programa EMPRENDETUR I+D+i para financiar proyectos de I+D+i vinculados al sector turístico. El plazo para la presentación de solicitudes estará abierto hasta el próximo 27 de julio.

Las ayudas otorgadas son en forma de préstamos hasta el 75% del coste del proyecto y hasta un máximo de un millón de euros o la cifra del patrimonio neto (fondos propios) de la sociedad.

Las características básicas del préstamo son las siguientes:

- Plazo máximo de amortización de cinco años incluyendo un período de carencia máximo de dos años.

- El abono de la amortización y de los correspondientes intereses se realizará al final de cada período de amortización determinado en la resolución de concesión.

- Tipo de interés aplicable: 0,54%.

- Antes del desembolso de la ayuda, se exige la presentación de avales por un importe igual al 36% del importe del préstamo.

Para esta y otras ayudas cuenta con el asesoramiento experto de AD&LAW.

¿Cuánto vale una startup?

Valorar económicamente una startup es el proceso más difícil al que se tienen que enfrentar emprendedores e inversores. No obstante, calcular el valor de una startup no es imposible. A grandes rasgos, el valor económico de una startup, lo determina el porcentaje que están dispuestos a ceder los fundadores  para conseguir el dinero necesario que les permita crecer lo suficiente y alcanzar la siguiente ronda de financiación o el break-even.

De manera general, el CEO o el equipo fundador de la startup deben mantener el control del proyecto por lo que, como mucho, deberían ceder entre un 10% y un 20% en las primeras rondas. Un ejemplo sería la startup aBoatTime que en su primera ronda de financiación logró 120.000 euros entre 4 personas, incluyendo su fundador. “El reparto aproximado de aportaciones fue alrededor de un 85% fundador y 15% el resto de inversores”, afirma Álvaro Pérez, CEO de la compañía.

En estas primeras fases de financiación lo más habitual es que los inversores soliciten a cambio de su participación entre un 5% y un 20% del valor de la empresa, un dato que ya permite al emprendedor hacerse una idea sobre en cuánto está valorada su startup. Sin embargo,  esa valoración sólo muestra el potencial del negocio. Si los emprendedores no llevan a cabo un plan de negocio, justificando la inversión que pretenden y haciendo una valoración responsable del proyecto se puede caer en el fracaso al tener demasiadas expectativas de alcanzar el éxito sin tener definido un buen plan de ejecución.

Criterios para invertir

Capitana Venture Partners (CVP), empresa con experiencia en invertir en startups en fase semilla y expansión, señala que los criterios a la hora de valorar una startup  son “que el producto tecnológico o servicio sea innovador en un sector no tecnológico, que tenga un elevado potencial de crecimiento y que su mercado objetivo sea relevante”. Además, Juan Filiberto Martínez, CEO  de CVP afirma que “la fase en la que se encuentra el proyecto, ‘seniority’ del equipo gestor y las métricas de la evolución actual del negocio son otros elementos fundamentales para valorar una empresa”.

En España el número de inversores ha crecido en los últimos años y la tendencia es a financiar proyectos relacionados con Tecnologías de Información y Comunicación (como internet, fintech o ciberseguridad) en detrimento de otros sectores como la Biotecnología o las Tecnologías de generación de energía limpia y eficiencia energética (‘Cleantech’).

Tanto desde Ad&Law como desde CVP consideramos que “el reto para los próximos años será, por un lado, encontrar financiación para aquellos proyectos que han logrado crecer con éxito, pero que no entran todavía dentro de los parámetros habituales de financiación del sector bancario, y por otro, incentivar la transferencia tecnológica y de conocimiento de los centros de investigación y universidades españolas a las empresas”.

200 millones € para proyectos TIC, nueva convocatoria AEESD (antiguo Avanza)

Ha salido publicada la nueva convocatoria de la Acción Estratégica de Economía y Sociedad Digital (AEESD), anteriormente más conocida como Avanza, del Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR). Se trata de ayudas para para proyectos de investigación industrial y desarrollo experimental en el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y específicamente con las siguientes prioridades temáticas:

  1. Industrias del futuro.
  2. Ciberseguridad y confianza digital.
  3. Salud y bienestar.
  4. Agroalimentario y gestión medioambiental, eficiencia energética y transporte y logística.

La ayuda tendrá un tramo de subvención y otro de préstamo hasta un máximo del 100% del presupuesto financiable.

El importe máximo de subvención para los beneficiarios podrá ser del:

a) 50 % para PYMES y del 40 % para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual que 17 puntos.

b) 35 % para PYMES y del 25 % para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual que 13 puntos.

c) 30 % para PYMES y del 20 % para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual que 8 puntos.

Los préstamos tendrán las siguientes características:

a) Plazo máximo de amortización de cinco años, incluidos hasta dos años de carencia.

b) El tipo de interés aplicable será del 0,180 %.

Para el cobro de la ayuda eso sí se exigirán avales que dependerán de la puntuación en el “Criterio de Solvencia Financiera” del beneficiario, pudiendo ir desde 10% hasta un máximo del 40%.

La convocatoria presente se estructura a través de dos subprogramas:

  1. Subprograma Impulso Tecnológico: tiene como objetivo fomentar la inversión en tecnologías de la información y las comunicaciones con bajo nivel de madurez. Los proyectos tienen que tener un mínimo de 200.000 Euros y un máximo de 2.000.000 Euros de presupuesto. Se financiarán sólo proyectos en modalidad individual.
  2. Subprograma Grandes Proyectos: tiene como objetivo incentivar la puesta en marcha de proyectos con alto potencial transformador y un marcado efecto tractor sobre otras entidades. Los proyectos tienen que tener un mínimo de 2.000.000 Euros y un máximo de 10.000.000 Euros de presupuesto. Se financiarán sólo proyectos en modalidad individual y que cuenten con subcontrataciones por un importe que ascienda al menos al 25% del presupuesto.

Los conceptos financiables en AEESD son:

  1. Gastos de personal.
  2. Costes de instrumental y material inventariable, en la medida y durante el período en que se utilice para el proyecto.
  3. Costes de investigación contractual, conocimientos técnicos y patentes adquiridas u obtenidas por licencia de fuentes externas a precios de mercado.
  4. Gastos generales suplementarios directamente derivados del proyecto.
  5. Otros gastos de funcionamiento, incluidos costes de material, suministros y productos similares que se deriven directamente de la actividad del proyecto.

El plazo para la presentación de solicitudes acaba el 18 de junio de 2015.

Para esta y otras ayudas cuenta con el asesoramiento experto de AD&LAW.

Convocadas las ayudas EMPLEA 2015 para la contratación de tecnólogos

Por fin ha salido la convocatoria EMPLEA 2015 para la incorporación de tecnólogos a las empresas innovadoras.

Son más de 100 millones de Euros en total para contratar personal con título oficial de Graduado, Máster, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto, Diplomado, Ingeniero Técnico o Arquitecto Técnico.

Se financiará el coste empresa del trabajador (retribución más Seguridad Social) más un 20% de costes indirectos (que no hay que justificar, hasta un máximo de 45.000 Euros por trabajador y año, hasta un máximo de 3 años.

Se exige un contrato con una duración mínima de un año. Se puede contratar a los trabajadores una vez se conozca la concesión de la ayuda.

La financiación consiste en un préstamo por anticipado de cada anualidad, que habrá que amortizar a 5 años con 2 años de carencia de principal a un tipo de interés Euribor a un año. No se exigen avales ni garantías.

Una misma entidad no podrá solicitar más de 4 ayudas a la contratación.

Adicionalmente, el trabajador estará obligado a recibir una formación, subvencionada al 100%, como gestor de proyectos de I+D+i, salvo que ya tenga un título similar.

El plazo para presentar solicitudes es del 25/02/2015 al 24/03/2015.

Para esta y otras ayudas cuente con el asesoramiento experto de AD&LAW.

Ayudas para la reindustrialización (REINDUS) y la competitividad industrial 2015

En total más de 750 millones de euros destinados a inversiones realizadas desde el 1 de enero de 2015 (fecha factura y pagos posteriores), hasta los 18 meses siguientes a la fecha de resolución de la ayuda.

Se financiará hasta el 75% del presupuesto del proyecto o 3 veces los Fondos Propios para nuevas empresas (constituidas en 2015 o 2014) ó 5 veces los Fondos Propios para empresas consolidadas. Se exige un aval financiero reducido del 10%.

La inversión mínima es de 75.000 Euros. Se admite la adquisición de bienes de segunda mano para cualquier tipo de empresa, no solo a Pymes. Se admiten también los gastos de ingeniería, además de obra civil, instalaciones y maquinaria.

La valoración económico financiera de la empresa y su capacidad de devolución del préstamo supondrá el 70% de la valoración. Otros criterios de evaluación son la incorporación de tecnología innovadora, el incremento de las exportaciones y la creación de empleo.

Se establecen tres tramos de tipo de interés según la solvencia del solicitante:

Satisfactoria:              4,34%

Buena:                       2,54%

Excelente:                1,656%

El plazo para la devolución del préstamo es de 10 años (incluyendo 3 de carencia de principal). Amortización anual, sin ningún tipo de comisión.

Puede ser solicitada por cualquier empresa. Aunque la empresa no esté incluida en un CNAE industrial, podrá solicitar la ayuda siempre y cuando vaya a realizar una inversión industrial.

Existe una Convocatoria General REINDUS para toda España y zonas con presupuesto propio: Canarias, Bahía de Cadiz, Campo de Gibraltar, Margen Izquierda del Nervión, Comarcas de El Ferrol, Eume y Ortegal (A Coruña), Soria, Teruel y Jaen, El Hierro, Lorca, Extremadura

El Programa para el Fomento de la Competitividad Industrial: Sector aeroespacial, Sector Automoción (vehículos propulsados con energías alterativas) e Industria Manufacturera en general.

El plazo para la solicitud de estas ayudas es desde el 01/04/2015 al 01/06/2015.

Para esta y otras ayudas cuenta con el asesoramiento experto de AD&LAW.

Préstamos a 10 años sin garantías hasta 200.000 Euros en Retos-Colaboración 2015

Ha salido la convocatoria 2015 de la línea Retos-Colaboración. Dicha línea financia proyectos en cooperación entre empresas y organismos de investigación en modalidad de préstamo blando (Euribor, amortización a 10 años con 3 de carencia) para los primeros y subvención para los segundos.

Los proyectos deben tener un presupuesto superior a los 500.000 € a ejecutar entre como mínimo 2 entidades (empresa + organismo investigación). La intensidad de la ayuda será de un 40%, 50% o 60% según tipología grande, mediana o pequeña empresa respectivamente.

No se exigen garantías para préstamos inferiores a los 200.000 €. Para préstamos superiores a esta cifra se solicitan garantías sobre el 25% del mismo por cada anualidad individualmente.

Adicionalmente, se puede obtener un informe motivado ex-ante emitido por el Ministerio de Economía y Competitividad (respecto a la calificación de actividades e identificación de gastos previstos) que permite las correspondientes deducciones fiscales en concepto de I+D (pudiendo recuperar fiscalmente hasta el 42% del gasto de proyecto).

Las temáticas de los proyectos a presentar deben estar alineadas con las prioridades establecidas en los Retos del Programa Estatal de I+D+i orientadas a los Retos de la Sociedad:

  • Salud, cambio demográfico y bienestar
  • Seguridad y calidad alimentarias, actividad agraria productiva sostenible, recursos naturales, investigación marina y marítima
  • Energía segura, eficiente y limpia
  • Transporte inteligente, sostenible e integrado
  • Acción sobre el cambio climático y eficiencia en la utilización de recursos y materias primas
  • Cambios e innovaciones sociales
  • Economía y sociedad digital
  • Seguridad, protección y defensa

El plazo para la presentación de solicitudes termina el 24 de Febrero de 2015.

Para esta y otras ayudas cuenta con el asesoramiento experto de AD&LAW.

¡EMPECEMOS!