22 22UTC diciembre 22UTC 2015 manolo Barnuevo

¿Qué son los Business Angels?

¿Qué tipo de inversores existen? y ¿cuál es mejor para mi negocio? Son las dos preguntas que más suelen hacerse los emprendedores. Desde Ad&Law asesoramos a todos aquellos que necesitan capital para su negocio a obtenerlo por distintas vías dependiendo de los objetivos de los inversores y de los intereses del cliente. En este sentido, aunque existen distintos fondos de los que se puede captar capital, hemos decidido centrarnos en los famosos Business Angels, ya que son una de las figuras más conocidas y que, a la vez, generan más dudas entre los emprendedores.

BusinessAngel
¿Qué tipo de inversores existen? y ¿cuál es mejor para mi negocio? Son las dos preguntas que más suelen hacerse los emprendedores. Desde Ad&Law asesoramos a todos aquellos que necesitan capital para su negocio a obtenerlo por distintas vías dependiendo de los objetivos de los inversores y de los intereses del cliente. En este sentido, aunque existen distintos fondos de los que se puede captar capital, hemos decidido centrarnos en los famosos Business Angels, ya que son una de las figuras más conocidas y que, a la vez, generan más dudas entre los emprendedores.

De manera general podemos decir que los Business Angels se diferencian de otros modelos de financiación en su carácter personal, próximo y privado, lo que hace que también sean llamados “inversores de proximidad”. En ellos las pequeñas empresas y los emprendedores pueden encontrar una serie de ventajas:

Experiencia. Su perfil es el de un inversor conocedor del mercado con amplia experiencia, que una vez que ha generado ingresos con sus empresas encuentra en las startups el potencial para desarrollar una nueva idea de negocio. Además, suele ser una persona comprometida que comparte con el pequeño empresario sus conocimientos de gestión.

Gran capacidad económica. Estos inversores ofrecen sus propios recursos a cambio de una participación en el capital de la empresa, aportando cantidades que oscilan entre los 50.000 y 200.000 euros. Un único proyecto puede beneficiarse de la aportación conjunta de varios de ellos.

Bajo coste. Este modelo de financiación no requiere pagar intereses como sucede en las fórmulas crediticias.

Contactos. El emprendedor verá ampliada su red de contactos gracias al inversor, y con ella sus oportunidades de negocio.

Redes. Su organización está cada vez más coordinada, lo que aumenta su capacidad de actuación, permitiéndoles repartir el riesgo entre varios proyectos.

Calidad. El business angel apostará por proyectos que ofrezcan grandes ideas, cuyo potencial permita un crecimiento económico exponencial. Para ello valoran en profundidad los planes de negocio y tratan de conocer a sus creadores.

Permanencia. Aunque con frecuencia están interesados en vender su participación en un plazo de 5 a 7 años, su permanencia suele ser mayor que en otros modelos de financiación. Además sus decisiones no solo tienen lugar por cuestiones financieras, sino que suelen tener en cuenta la satisfacción personal que les reporta el proyecto.

El emprendedor tendrá que aclarar desde un principio las condiciones de su relación con el business angel para que esta sea fluida. De lo contrario, el pequeño empresario podría encontrarse con que el inversor pretende ejercer un control excesivo sobre la empresa. Por otro lado, los business angels suelen exigir un alto ROI y resultados a medio plazo, debido al riesgo elevado de la inversión, cuestiones que el emprendedor no puede perder de vista.

Tagged: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡EMPECEMOS!