05 05UTC enero 05UTC 2016 manolo Barnuevo

¿Qué coche comprar para su empresa?

Los coches eléctricos no sólo benefician al medio ambiente sino que, también, pueden salir muy rentables para las empresas que los adquieren ya que pagan menos impuestos.

coche eléctrico

Los coches eléctricos no sólo benefician al medio ambiente sino que, también, pueden salir muy rentables para las empresas que los adquieren ya que pagan menos impuestos. Así, este tipo de vehículo se presenta como una de las mejores opciones para las empresas que quieren respetar el medio ambiente, ahorrarse dinero y mejorar su imagen ante la sociedad presentándose como un negocio respetuoso con el entorno.

¿Qué impuestos se rebajan?

El primer impuesto que sufre una modificación a la baja es el de matriculación que, en este caso, es del 0% para vehículos que emitan hasta 120 g/km. A medida que la emisión de CO2 crece, también aumenta el tipo aplicable de manera progresiva hasta alcanzar un tipo del 14,75% para aquellos vehículos que igualen o superen los 200 g/km.

  • Hasta 120 g/km de emisiones de CO2 se aplica el 0%

  • Entre 120 g/km y 160 g/km de emisiones de CO2 el tipo es del 4.75%

  • De 160 g/km hasta 200 g/km de emisiones el tipo crece hasta el 9.75%

  • A partir de 200 g/km de emisiones de CO2 se aplica el 14.5%

El segundo impuesto que ve reducida su tarifa es el de circulación ya que muchos Ayuntamientos ofrecen bonificaciones de hasta el 75% para este tipo de vehículos.

Ventaja para el trabajador

Además, en el caso de que la empresa adquiera un vehículo eléctrico para algún empleado la retribución en especie a imputarse será menor, al igual que el ingreso a cuenta a Hacienda. Por ejemplo: con un coche normal la retribución anual es de un 20% del valor del vehículo mientras que, si el coche es eléctrico o híbrido la carga se reduce al 14%. En el mismo sentido, si es la empresa la que asume la retribución también verá reducido sus costes.

Otras reducciones de costes

Cambiar las flotas por vehículos eléctricos también permite que las compañías se ahorren dinero en combustible por el diferencial que existe frente a la electricidad, el escaso mantenimiento que necesitan y las medidas de discriminación positiva que están llevando a cabo muchas ciudades con el aparcamiento gratuito en zonas de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡EMPECEMOS!