09 09UTC diciembre 09UTC 2013 manolo Barnuevo

Los Tribunales empiezan a reaccionar ante la CRISIS

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha emitido diversas sentencias que podrían sentar un precedente histórico en la tributación de nuestro país.

En la configuración actual del Impuesto Sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), se da por hecho que, anualmente, se están produciendo incrementos en el valor de los terrenos de naturaleza urbana, por lo que las transmisiones de propiedad de aquéllos, ya sean compraventas o donaciones, son gravadas sistemáticamente, viéndose los ciudadanos obligados al pago de sumas considerables a favor del ayuntamiento donde se encuentre la casa objeto de transmisión.

Esta realidad fue efectiva durante los años de expansión económica de nuestro país, pero desde la explosión de la burbuja inmobiliaria, el descenso del valor de los terrenos es innegable, habiendo caído en picado desde hace ya casi un lustro.

En consonancia con la realidad económica actual, que no se ha visto reflejada en las leyes, el TSJ catalán ha afirmado en su reciente sentencia de 18 de Julio de este año que el hecho imponible del IIVTNU está constituido por el efectivo y real incremento del valor del terreno transmitido, por lo que si no se ha producido incremento alguno en ese valor, no surge obligación tributaria al no producirse la realización del hecho imponible, por lo que no existirá obligación de pagar el impuesto.

Según el Tribunal, “las consecuencias no pueden ser otras que las siguientes:

Cuando [el vendedor] acredite y pruebe que en el caso concreto no ha existido, en términos económicos y reales, incremento alguno, no tendrá lugar el presupuesto de hecho fijado por la Ley para configurar el tributo y éste no podrá exigirse [por los ayuntamientos] (…).”

Por tanto, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña interpreta la legislación de acuerdo a las difíciles condiciones económicas que atraviesa nuestro país y abre la puerta de la esperanza para el sujeto pasivo, que podrá demostrar ante el Ayuntamiento correspondiente que no ha existido incremento efectivo en el valor del terreno transmitido, para evitar así hacer frente a la liquidación del IIVTNU.

Aún así, deberemos esperar a que el Tribunal Supremo se pronuncie a este respecto y se asiente jurisprudencia sobre este asunto, reafirmando la postura del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña o desvirtuando su interpretación de las leyes actuales.

Elena de la Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡EMPECEMOS!