26 26UTC febrero 26UTC 2013 manolo Barnuevo

Aprobados incentivos fiscales para Nuevas Empresas y Nuevos Autónomos

En el reciente Consejo de Ministros del 23 de febrero de 2013 se aprobaron, entre otras cosas, incentivos fiscales para la creación de nuevas empresas y para los nuevos autónomos.

En el caso de las empresas de nueva creación, se han reducido los tipos del Impuesto de Sociedades en el primer periodo impositivo en que la base imponible resulte positiva (haya beneficios) y en el siguiente, con arreglo a la siguiente escala:

a) Por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 300.000 Euros, al tipo del 15%.

b) Por la parte de base imponible restante, al tipo del 20%.

Cuando el período impositivo tenga una duración inferior al año, la parte de base imponible que tributará al tipo del 15% será la resultante de aplicar a 300.000 Euros la proporción en la que se hallen el número de días del período impositivo entre 365 días, o la base imponible del período impositivo cuando esta sea inferior.

No serán consideradas empresas de nueva creación cuando se continúe con una actividad anterior de otra sociedad, cuando la actividad económica hubiera sido ejercida anteriormente por una persona física que tenga una participación superior al 50% en la nueva sociedad y cuando la nueva sociedad forme parte de un grupo de empresas.

En el caso de los nuevos autónomos, los cambios afectan al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Por un lado, quedan exentas las prestaciones por desempleo en su modalidad de pago único invertidas en la propia actividad económica o en una empresa que desarrolle la actividad. Dicha actividad habrá de mantenerse durante 5 años.

Por otro lado, los autónomos que inicien su actividad en 2013 y que determinen el rendimiento neto de la misma a través con arreglo al régimen de estimación directa, podrán reducir en un 20% el rendimiento neto positivo declarado con arreglo a dicho método en el primer período impositivo en que los mismos sean positivos y en el período impositivo siguiente, a contar desde el inicio de la primera actividad. La cuantía de los rendimientos netos a que se refiere este apartado sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 100.000 Euros anuales. No resultará de aplicación la reducción en el período impositivo en el que más del 50% de los ingresos del mismo procedan de una persona o entidad de la que el contribuyente hubiera obtenido rendimientos del trabajo en el año anterior a la fecha de inicio de la actividad.

Para cualquier duda en el ámbito fiscal, legal y contable, tanto para empresas como para autónomos, no duden en ponerse en contacto con AD&LAW.  

Tagged: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡EMPECEMOS!