12 12UTC enero 12UTC 2016 manolo Barnuevo

Consejos para elegir al proveedor ideal

Elegir un buen proveedor no es tarea fácil para un autónomo o pyme, por lo que antes de hacerlo tendrán que considerar una serie de cuestiones.

Elegir al proveedor ideal

Contar con proveedores de confianza es la primera condición que debe cumplir una pyme para su buen funcionamiento. Son ellos quienes aseguran la calidad y el suministro de la mercancía, sin los cuales el servicio podría llegar a convertirse en un caos. Elegir un buen proveedor no es tarea fácil para un autónomo o pyme, por lo que antes de hacerlo tendrán que considerar una serie de cuestiones.

Adecuación a las necesidades de la empresa. El autónomo debe plantearse qué producto, de qué calidad y cuánta cantidad tendrá que comprar, y definir en función de ello los requisitos que deba reunir su proveedor. Esta decisión es de suma importancia para aquellos que realicen inversiones considerables, o para quienes efectúen importantes volúmenes de compra como ocurre en el comercio y en numerosas industrias, pues estarán obligados a realizar una compra eficaz que compense los costes generados por la adquisición y el almacenaje.

Relación calidad/precio. Decantarse por la opción más económica y de mayor calidad no es sinónimo de tomar la mejor decisión. Muchos freelance que ofrecen buenos productos por un precio menor terminan alargando los plazos de entrega porque su mercancía no encaja con lo que pide la empresa, teniendo que hacer modificaciones hasta dar con el resultado deseado. Es preferible conocer trabajos anteriores de cada proveedor para poder usarlos como referencia.

Perfil del proveedor. El autónomo puede establecer sus expectativas sobre una determinada empresa realizando una investigación previa para conocer la experiencia y reputación de la misma, así como su situación financiera, su localización, tamaño o grado de organización.

Aspectos comerciales. A priori el empresario necesitará solicitar información acerca de asuntos como la forma y plazos de pago, su flexibilidad en el número de pedidos mínimos u ofreciendo facilidades de pago, sus garantías, seguros, gastos de transporte y descarga, recargos por aplazamiento, servicio postventa, asistencia técnica o atención al cliente.

Dinámica de la empresa. También se habrá de tener en cuenta la capacidad técnica del proveedor y su personal, que cuente con calidad acreditada (con certificados ISO o similares) y condiciones como el periodo de validez de la oferta, causas de rescisión de contrato, circunstancias que puedan dar lugar a la revisión de los precios, plazos de entrega y devolución de mercancía no vendida.

Contacto directo. Una vez seleccionados de manera rigurosa unos pocos proveedores llega el momento de iniciar las negociaciones pertinentes, de forma que empresario y proveedor puedan conocerse mejor. El autónomo o la pyme tendrán que pedir un presupuesto, y negociar un precio con cada empresa por separado para escoger finalmente la opción que consideren más conveniente.

Tagged: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡EMPECEMOS!