25 25UTC septiembre 25UTC 2015 manolo Barnuevo

Cómo conseguir liquidez para tu empresa

Las empresas se encuentran día a día ante la necesidad de hacer frente a distintos pagos y para ello necesitan liquidez, que no es otra cosa que la capacidad de obtener recursos líquidos a través de su explotación con los que atender sus obligaciones de pago. Por tanto, es indispensable que todas las empresas conozcan y midan su liquidez ya que así sabrán en qué situación se encuentran.

Para relacionar el efectivo de la empresa con las deudas a corto plazo y medir la liquidez, se utiliza el ratio o razón de  liquidez, de cuyo análisis se puede obtener la solvencia de efectivo de la empresa y su capacidad de generar fondos para atender los compromisos adquiridos con terceros. Pero ¡ojo! porque una empresa que tiene buena liquidez es solvente pero puede darse el caso de que una empresa sea solvente pero no genere liquidez.

¿Qué pasa si la empresa no tiene liquidez? Pues que hay problemas para atender los pagos, lo que genera tensiones en la tesorería. Normalmente, la falta de liquidez se intenta solucionar pidiendo más dinero. Sin embargo, para optimizar la tesorería las empresas deben analizar la rentabilidad de su actividad y comprobar que las líneas de negocio no llevan a la empresa a una situación deficitaria.

Además de organizar los cobros y pagos y de diseñar un calendario de inversiones, existen otras fórmulas que las empresas pueden utilizar para conseguir liquidez:

Renegociar condiciones con clientes y proveedores. Ajustar las fórmulas de cobro y pago con clientes y proveedores, de manera flexible, en función de las necesidades de la empresa y que favorezcan a las dos partes, puede acelerar la adquisición de liquidez.

Aplazar la deuda. Hacienda permite aplazar o fraccionar el pago de las deudas tributarias, si el procedimiento se realiza antes de que venza el plazo correspondiente para pagar.

Gestionar el stock. Es importante tener el stock al mínimo, ya que el exceso de existencias en el almacén implica tener dinero parado.

Vender o alquilar activos no estratégicos.  De esta forma se da salida a equipos de la empresa que no constituyen su actividad principal y no entran directamente en su valoración generando, así, una oportunidad para obtener liquidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡EMPECEMOS!