29 29UTC diciembre 29UTC 2015 manolo Barnuevo

Cómo contratar a un trabajador siendo autónomo

Que un trabajador sea autónomo no significa que no pueda contratar a otro trabajador. De hecho, un profesional por cuenta propia puede contratar a un empleado de la misma forma que lo hace una empresa.

Autonomo

Que un trabajador sea autónomo no significa que no pueda contratar a otro trabajador. De hecho, un profesional por cuenta propia puede contratar a un empleado de la misma forma que lo hace una empresa. En estos casos lo primero que se debe hacer es solicitar la inscripción de la actividad como autónomo en la Seguridad Social, afiliar al trabajador, darle de alta en el régimen general y comunicar esta contratación al INEM. Todos estos trámites se pueden realizar en la Tesorería General.

Sin embargo, el principal problema no es contratar un trabajador sino en qué régimen se decide contratar al empleado.

  • Un autónomo que contrata otro autónomo. En este caso no se estaría contratando a un empleado sino que se estarían contratando los servicios de otro profesional. Por tanto, el contrato sería mercantil y no se podría hablar de jefe ni empleado sino de cliente. El método de pago son las facturas que el profesional emita al realizar sus servicios y la seguridad social corre a cargo del profesional contratado. En este caso también se puede contratar a comisión, dejando claro cuándo se cobra dicha comisión.
    Un autónomo que contrata un empleado. La diferencia con el punto anterior es que las cuotas de la seguridad social corren a cargo del autónomo ya que se firma un contrato laboral. Para ello, el autónomo tiene que darse de alta como empresario en la Seguridad Social (este trámite no implica la pérdida de la categoría de autónomo ya que no es incompatible estar dado de alta como profesional por cuenta propia y como empresario), tiene que solicitar una cuenta de cotización, dar de alta al trabajador y registrar el contrato con el SEPE.
  • Un autónomo que contrata un empleado a comisión. Los trámites a seguir son los mismos que en el caso anterior, la única diferencia radica en el salario ya que si se contrata un empleado y se estipula un horario laboral se ha de pagar, como mínimo, el SMI y no sólo las comisiones. Además, en el contrato se debe dejar muy claro cuándo cobra la comisión.
  • Un autónomo que contrata a un familiar. En este caso el empleado debe ser un familiar directo (por consanguineidad, afinidad o adopción hasta segundo grado), tiene que tratarse de una colaboración habitual en el mismo centro de trabajo, el familiar debe convivir en el mismo hogar y no puede estar dado de alta como trabajador por cuenta ajena.

Los autónomos que decidan contratar un empleado mantendrán la tarifa plana (si la están disfrutando) durante los 18 meses independientemente de que contraten uno o varios trabajadores.

Tagged: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡EMPECEMOS!