¿Cómo puedo contratar a mi pareja?

Parejas_800

Matrimonio o no de por medio, el autónomo puede contratar a cualquier persona que conviva con él y esté a su cargo, al encontrarse dentro de lo que el Estado considera familiares hasta de segundo grado. Los descendientes, ascendientes y demás parientes podrían acogerse también a esta figura, que ha dado en llamarse “autónomo colaborador”. Para contratar a un familiar es recomendable tener en cuenta una serie de aspectos.

Requisitos. Como se ha comentado, el autónomo colaborador debe ser familiar directo del autónomo, y es condición sine qua non que ambos vivan bajo el mismo techo. Además, no podrá tratarse de una colaboración puntual, sino que deberá trabajar en el negocio de manera habitual. Por otra parte, tampoco podrá estar dado de alta como asalariado en otra empresa. Cabe señalar la norma que prohíbe a los menores de dieciséis años ejecutar trabajo autónomo o actividad profesional en general, que en este caso tampoco supone una excepción.

Bonificaciones. Durante los primeros 18 meses posteriores al alta, los familiares de autónomos gozarán de una bonificación del 50% en la cuota de autónomos. Para que la pareja de hecho pueda acceder a este incentivo deberá acreditar una convivencia estable y de una duración ininterrumpida no inferior a cinco años con su correspondiente certificado de empadronamiento. Además, se exigirá el certificado de inscripción en alguno de los centros de registro del ayuntamiento del lugar de residencia o comunidad autónoma, o el documento público en el que conste la constitución de la pareja. Por su parte, el autónomo titular podrá beneficiarse de las bonificaciones que correspondan según el contrato que establezca, en función de los requisitos que se exigen para cada modalidad: indefinido de apoyo a emprendedores, formación o aprendizaje, etc.

Darse de alta. No será necesario que el autónomo colaborador se dé de alta en hacienda, bastará con que lo haga en el RETA de la Seguridad Social como familiar colaborador. Los documentos a presentar junto al modelo TA0521/2 (Solicitud de alta en el régimen especial de autónomos – Familiar colaborador del titular de la explotación) serán el DNI, una copia del alta en Hacienda del familiar dado de alta en autónomos y titular del negocio y el libro de familia.

Obligaciones Fiscales. El familiar colaborador no tendrá que hacer la declaración trimestral del IVA ni el modelo 103 para el pago fraccionado del IRPF. Sin embargo, el autónomo titular sí deberá presentar dichos documentos, así como incluir las cuentas imputables a su autónomo colaborador.

Calendario fiscal de 2016

Hacienda ya ha publicado el calendario fiscal para este año. Desde Ad&Law hemos recogido las fechas más relevantes que deben tener en cuenta las empresas y contribuyentes.

calendarioFISCAL

Hacienda ya ha publicado el calendario fiscal para este año. Desde Ad&Law hemos recogido las fechas más relevantes que deben tener en cuenta las empresas y contribuyentes.

1 de febrero

Renta: pagos fraccionados. Cuarto trimestre 2015.
Renta y Sociedades: resumen anual
IVA:
Diciembre.
Cuarto trimestre de 2015.
Resumen anual

Hasta el 22 de febrero

Renta y Sociedades
Número de identificación fiscal
IVA

29 de febrero

Impuesto sobre sociedades
Declaración informativa de entidades en régimen de atribución de rentas
Declaración informativa anual de planes de ahorro a largo plazo
Declaración anual de operaciones con terceros

21 de marzo

Renta y Sociedades
IVA

31 de marzo

Declaración informativa anual de imposiciones, disposiciones de fondos y de los cobros de cualquier documento
Declaración informativa de valores, seguros y rentas
Declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero

6 de abril (hasta 30 de junio)

Renta y patrimonio. Se abre el plazo para la presentación por Internet del borrador de Renta y de las declaraciones de Renta 2015 y Patrimonio 2015 (con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta hasta el 25 de junio).

10 de mayo (hasta 30 de junio)

Presentación en entidades colaboradoras, Comunidades Autónomas y oficinas de la AEAT del borrador y de la declaración anual 2015 (con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta

10 de mayo (hasta el 25 de junio):

Borrador y declaración anual 2015 con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta

10 de mayo (hasta el 30 de junio):

Borrador y declaración anual 2015 con resultado a devolver, renuncia a la devolución, negativo y a ingresar sin domiciliación
Régimen especial de tributación por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes para trabajadores desplazados 2015

25 de julio

Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre la Renta de No Residentes (Establecimientos Permanentes y Entidades en Atribución de Rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español)

31 de octubre

Número de Identificación Fiscal
Cuenta Corriente Tributaria

Para más información consultar la web de Hacienda o ponerse en contacto con Ad&Law, estamos encantados de poder ayudaros en vuestros trámites.

Las facilidades de una Comunidad de Bienes

Aunque carece de personalidad jurídica propia, la Comunidad de Bienes es una de las formas más fáciles de poner en marcha un proyecto empresarial junto a otros autónomos.

Aunque carece de personalidad jurídica propia, la Comunidad de Bienes es una de las formas más fáciles de poner en marcha un proyecto empresarial junto a otros autónomos. Esta no tributa ni debe presentar anualmente el  Impuesto de Sociedades, siendo imputados sus ingresos de manera individual a la renta de cada uno de los socios. Así, dos o más trabajadores por cuenta propia pueden unirse manteniendo su condición de autónomos, con los mismos derechos y obligaciones.

La Comunidad de Bienes resulta una opción ideal para presupuestos iniciales ajustados, ya que la complejidad de los trámites y su coste son mínimos. Constituirla no requiere ninguna formalidad específica, basta con un contrato privado escrito y firmado por todos los socios. En caso de que se aporten bienes inmuebles o derechos reales sí que sería necesario hacer el contrato en escritura pública. Dicho contrato debe llevarse a Hacienda para identificar la comunidad de bienes a efectos fiscales y diferenciarla de los socios, que ya contarán como autónomos con su propio número de identificación. Inicialmente la empresa conseguirá un CIF provisional, que podrá ser canjeado tras seis meses por uno definitivo.

Sin necesidad de inscribir la comunidad de bienes en el registro mercantil, habrá que efectuar el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La cuota es del 1% del capital inicial declarado en el contrato. Hay que destacar que no es necesaria una aportación mínima de capital, y que la cantidad que aporte cada socio determinará su participación en la Comunidad de Bienes.

A continuación será imprescindible efectuar el Alta en el RETA, y en el Régimen General en caso de contar con trabajadores contratados específicamente para el proyecto común. Por último, los miembros de la Comunidad de Bienes necesitarán el libro de visitas de cara a futuras inspecciones de trabajo.
Además, Hacienda ha empezado a encajar algunas comunidades de bienes con actividad mercantil dentro del régimen del impuesto de sociedades en vez del impuesto sobre la renta. Esto que en principio es una buena noticia (porque los tipos marginales del IRPF son normalmente más altos que el impuesto de sociedades) puede no serlo siempre por lo que habrá que analizar en cada caso la naturaleza mercantil o no de la comunidad de bienes.
No obstante, la principal desventaja de las comunidades de bienes reside en el modo de afrontar las deudas frente a terceros ya que la responsabilidad no es limitada, al contrario de lo que ocurre en otras sociedades mercantiles. Así, en caso de deudas, accidentes, responsabilidad civil,… todos los socios responden solidariamente con sus bienes presentes y futuros lo que puede suponer un problema.

¿Qué coche comprar para su empresa?

Los coches eléctricos no sólo benefician al medio ambiente sino que, también, pueden salir muy rentables para las empresas que los adquieren ya que pagan menos impuestos.

coche eléctrico

Los coches eléctricos no sólo benefician al medio ambiente sino que, también, pueden salir muy rentables para las empresas que los adquieren ya que pagan menos impuestos. Así, este tipo de vehículo se presenta como una de las mejores opciones para las empresas que quieren respetar el medio ambiente, ahorrarse dinero y mejorar su imagen ante la sociedad presentándose como un negocio respetuoso con el entorno.

¿Qué impuestos se rebajan?

El primer impuesto que sufre una modificación a la baja es el de matriculación que, en este caso, es del 0% para vehículos que emitan hasta 120 g/km. A medida que la emisión de CO2 crece, también aumenta el tipo aplicable de manera progresiva hasta alcanzar un tipo del 14,75% para aquellos vehículos que igualen o superen los 200 g/km.

  • Hasta 120 g/km de emisiones de CO2 se aplica el 0%

  • Entre 120 g/km y 160 g/km de emisiones de CO2 el tipo es del 4.75%

  • De 160 g/km hasta 200 g/km de emisiones el tipo crece hasta el 9.75%

  • A partir de 200 g/km de emisiones de CO2 se aplica el 14.5%

El segundo impuesto que ve reducida su tarifa es el de circulación ya que muchos Ayuntamientos ofrecen bonificaciones de hasta el 75% para este tipo de vehículos.

Ventaja para el trabajador

Además, en el caso de que la empresa adquiera un vehículo eléctrico para algún empleado la retribución en especie a imputarse será menor, al igual que el ingreso a cuenta a Hacienda. Por ejemplo: con un coche normal la retribución anual es de un 20% del valor del vehículo mientras que, si el coche es eléctrico o híbrido la carga se reduce al 14%. En el mismo sentido, si es la empresa la que asume la retribución también verá reducido sus costes.

Otras reducciones de costes

Cambiar las flotas por vehículos eléctricos también permite que las compañías se ahorren dinero en combustible por el diferencial que existe frente a la electricidad, el escaso mantenimiento que necesitan y las medidas de discriminación positiva que están llevando a cabo muchas ciudades con el aparcamiento gratuito en zonas de pago.

Cómo contratar a un trabajador siendo autónomo

Que un trabajador sea autónomo no significa que no pueda contratar a otro trabajador. De hecho, un profesional por cuenta propia puede contratar a un empleado de la misma forma que lo hace una empresa.

Autonomo

Que un trabajador sea autónomo no significa que no pueda contratar a otro trabajador. De hecho, un profesional por cuenta propia puede contratar a un empleado de la misma forma que lo hace una empresa. En estos casos lo primero que se debe hacer es solicitar la inscripción de la actividad como autónomo en la Seguridad Social, afiliar al trabajador, darle de alta en el régimen general y comunicar esta contratación al INEM. Todos estos trámites se pueden realizar en la Tesorería General.

Sin embargo, el principal problema no es contratar un trabajador sino en qué régimen se decide contratar al empleado.

  • Un autónomo que contrata otro autónomo. En este caso no se estaría contratando a un empleado sino que se estarían contratando los servicios de otro profesional. Por tanto, el contrato sería mercantil y no se podría hablar de jefe ni empleado sino de cliente. El método de pago son las facturas que el profesional emita al realizar sus servicios y la seguridad social corre a cargo del profesional contratado. En este caso también se puede contratar a comisión, dejando claro cuándo se cobra dicha comisión.
    Un autónomo que contrata un empleado. La diferencia con el punto anterior es que las cuotas de la seguridad social corren a cargo del autónomo ya que se firma un contrato laboral. Para ello, el autónomo tiene que darse de alta como empresario en la Seguridad Social (este trámite no implica la pérdida de la categoría de autónomo ya que no es incompatible estar dado de alta como profesional por cuenta propia y como empresario), tiene que solicitar una cuenta de cotización, dar de alta al trabajador y registrar el contrato con el SEPE.
  • Un autónomo que contrata un empleado a comisión. Los trámites a seguir son los mismos que en el caso anterior, la única diferencia radica en el salario ya que si se contrata un empleado y se estipula un horario laboral se ha de pagar, como mínimo, el SMI y no sólo las comisiones. Además, en el contrato se debe dejar muy claro cuándo cobra la comisión.
  • Un autónomo que contrata a un familiar. En este caso el empleado debe ser un familiar directo (por consanguineidad, afinidad o adopción hasta segundo grado), tiene que tratarse de una colaboración habitual en el mismo centro de trabajo, el familiar debe convivir en el mismo hogar y no puede estar dado de alta como trabajador por cuenta ajena.

Los autónomos que decidan contratar un empleado mantendrán la tarifa plana (si la están disfrutando) durante los 18 meses independientemente de que contraten uno o varios trabajadores.

Los contribuyentes pueden aplazar sus deudas con Hacienda sin presentar avales

A partir de ahora los contribuyentes que tienen deudas con Hacienda de hasta 30.000 euros pueden solicitar un aplazamiento sin necesidad de presentar avales. De esta manera se facilita el cumplimiento de las obligaciones tributarias a las cerca de 25.000 personas que cada año piden acogerse al aplazamiento y se reducen las cargas indirectas, ya que la solicitud se tramita de una manera más rápida y fácil y los solicitantes no tienen que pagar costes asociados generados por la petición de avales, hipotecas u otros.

A partir de ahora los contribuyentes que tienen deudas con Hacienda de hasta 30.000 euros pueden solicitar un aplazamiento sin necesidad de presentar avales. De esta manera se facilita el cumplimiento de las obligaciones tributarias a las cerca de 25.000 personas que cada año piden acogerse al aplazamiento y se reducen las cargas indirectas, ya que la solicitud se tramita de una manera más rápida y fácil y los solicitantes no tienen que pagar costes asociados generados por la petición de avales, hipotecas u otros. No obstante existen dos excepciones: las deudas generadas por la falta de ingreso de las retenciones de IRPF que siguen siendo inaplazables y las deudas para las cuales el Código Aduanero Comunitario establece una regulación independiente.
Quién puede solicitar el aplazamiento: autónomos (independientemente de que tributen como personas físicas en el IRPF o pertenezcan a alguna sociedad y tributen por el Impuesto de Sociedades), particulares y empresas.
Plazos para solicitarlo: el aplazamiento puede solicitarse en cualquier momento anterior a que se inicie el embargo de bienes. A partir de entonces será necesaria una negociación especial.
Dónde se solicita: si lo que se quiere aplazar es un tributo estatal tendrá que realizarse la solicitud ante la Agencia Tributaria, de manera presencial o telemática, mientras que, si se trata de aplazamientos sobre impuestos o deudas regionales se tendrá que acudir a la Administración autonómica. En el caso de que se esté interesado en aplazar cotizaciones hay que presentar la solicitud ante la Seguridad Social.
Qué se necesita para solicitarlo: la solicitud puede hacerse vía telemática o de forma presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria. Cada impuesto que se desee aplazar requiere de una solicitud que especifique el importe de la deuda, el motivo por el que se solicita, una propuesta de calendario de pagos y toda la información posible que asegure que el pago podrá afrontarse en el futuro. En caso de que el importe supere los 30.000 euros se necesitará un aval, garantía hipotecaria o seguro de caución.
Proceso: una vez presentada la solicitud Hacienda valora la propuesta. Puede aprobarla tal y como es presentada por el solicitante o plantear un calendario alternativo. En el peor caso procederá a rechazarla, enviando al solicitante una carta de pago por el total de la deuda, proceso que al menos habrá hecho ganar tiempo para recaudar fondos con los que afrontarla. En caso de que una vez aprobada la solicitud se diera el incumplimiento de alguno de los pagos, Hacienda anularía el aplazamiento y emprendería el procedimiento de apremio, lo cual podría comprender el embargo. El recargo aplicado en estos casos podrá oscilar entre el 20% y el 35%.
Intereses: las deudas inferiores a 30.000 euros que sean aplazadas tendrán un interés de demora del 3.75% en 2016, una cifra inferior a la que se aplica este año del 4,375%. Pero, en el caso de que se presente de manera voluntaria una garantía el tipo de interés bajará hasta el 3% (el próximo año).
Desde 2011, la Agencia Tributaria ha concedido aplazamientos por un importe superior a los 30.800 millones de euros. De éstos, el 70% ha sido para facilitar el pago a pymes y autónomos. Según el último informe del Tribunal de Cuentas, la deuda pendiente de cobro por parte de Hacienda se encuentra en torno a los 52.000 millones, lo que supone que sólo se ingresa uno de cada tres euros de deuda que debería recuperar la Agencia.

Unión estratégica entre Ad&Law y EJI

Presentamos la alianza entre AD&LAW y Estudio Jurídico Interconinental del Grupo EJI. Una alianza que permitirá ofrecer un servicio integral y de máxima calidad en los países en los que ambas firmas están presentes.

Unión estratégica entre Ad&Law y EJI

AD&LAW y Estudio Jurídico Interconinental del Grupo EJI han decidido aliarse para poder ofrecer un servicio integral y de máxima calidad en los países en los que tienen presencia bien a través de oficinas propias o de asociados en Alemania, Brasil, España, Reino Unido, Panamá y Argelia.

Una alianza demandada por sus clientes

Siguiendo la demanda de sus clientes, que solicitan asesoramiento financiero, fiscal y legal, tanto a nivel nacional como a nivel transnacional, ambas compañías creen firmemente que las sinergias de la alianza redundarán en favor de sus clientes y de su negocio. La experiencia de los equipos de ambas firmas, altamente especializados y con perfil internacional, permiten máxima eficacia y eficiencia a la hora de alcanzar los objetivos de los clientes en sus mercados.

Ad&Law y Estudio Jurídico Interconinental, por medio de Oliver von Schiller y Rafael González Díaz, son miembros de los Comités Jurídico-Fiscal y de Financiación e Incenivos de la Cámara de Comercio Brasil-España.

¿Cuánto tarda en cobrar un proveedor de servicios de la administración pública?

En función de sus características, las entidades locales publican su Periodo Medio de Pago (PMP) con diferentes periodos de referencia. De estos datos se extrae que en septiembre el periodo medio de pago a proveedores experimentó un aumento de 6,77 días en el conjunto de las Comunidades Autónomas, situándose en los 55,48 días.

PMP_blog

En función de sus características, las entidades locales publican su Periodo Medio de Pago (PMP) con diferentes periodos de referencia. Así, aquellas corporaciones locales que son capital de provincia, de CCAA o que superan los 75.000 habitantes, junto a Diputaciones, Cabildos insulares y Consejos, publican sus datos cada mes mientras que el resto lo hacen trimestralmente.

De estos datos se extrae que en septiembre el periodo medio de pago a proveedores experimentó un aumento de 6,77 días en el conjunto de las Comunidades Autónomas, situándose en los 55,48 días. Según los datos del Ministerio de Hacienda las regiones que tardan más en pagar a sus proveedores son Extremadura (112,53), Aragón (90,58) y Murcia (82,55), y las que menos Navarra, País Vasco y Canarias.

Se observa, por tanto, que los periodos de pago superan los 30 días establecidos en la legislación vigente. Y que, además, existe una tendencia creciente en el PMP que desde el Gobierno se explica en base al incremento en el ratio de operaciones pagadas y en el de las operaciones pendientes de pago. Por su parte, las corporaciones locales tuvieron un periodo de pago de 49,12 días para las entidades de cesión y de 48,05 días para las entidades de variables.

El segundo trimestre de 2015 el PMP del subsector en su conjunto pasa de 35,86 a 48,48 días, lo que supone un incremento de 12 días. Las principales ciudades arrojan un PMP de 21,53 días, siendo Valencia la única que supera los 60 días, aunque Sevilla, Zaragoza, A Coruña, Palma de Mallorca y Murcia ya presentan valores superiores a los 30 días.

El Gobierno acordó el pasado 20 de noviembre la asignación de 7.889,17 millones de euros a las 15 Comunidades Autónomas (CCAA) adheridas al Fondo de Financiación, con el objetivo de atajar déficits de ejercicios anteriores.

Culminar el año con regalos sin IVA

Obsequiar al cliente es una forma de fidelizar y brindar prestigio a la marca. Por lo general, la organización soporta un coste adicional del 10% o del 21% por adquirir bienes para estos fines, ya que para ellos el IVA no es deducible. Sin embargo, existen diferentes alternativas que sí hacen posible la deducción.

Regalos sin IVA

Obsequiar al cliente es una buena forma de fidelizar y brindar prestigio a la propia marca. La navidad se presenta como una época adecuada para terminar el año con un repunte en los niveles de satisfacción con la empresa, premiando tanto a empleados como a aquellos que mantienen su confianza en el producto ofrecido. Por lo general, la organización soporta un coste adicional del 10% o del 21% por adquirir bienes para estos fines, ya que para ellos el IVA no es deducible. Sin embargo, existen diferentes alternativas que sí hacen posible la deducción.

Uso y costumbres de la organización. Las cestas de navidad son deducibles a efectos del Impuesto de Sociedades tan solo cuando formen parte de la tradición de la empresa. No hace falta que este asunto se refleje en el convenio colectivo del sector, pero la empresa tendrá que justificarlo documentalmente, imputando a los empleados el gasto de cada obsequio como retribución en especie. Además habrá de mencionarse en el certificado de retenciones que los empleados reciben para hacer su liquidación del IRPF. En caso de que las cestas incluyesen el logo de la empresa pasarían a considerarse objetos publicitarios en lugar de regalos.

Objetos publicitarios. Cuando el coste de los presentes entregados a un mismo destinatario durante un año no supera los 200 euros el IVA sí es deducible, mientras en ellos se haga constar el logo de la empresa. Dicho logo debe estar pensado para perdurar en el tiempo, esto es, grabado de forma permanente. Hasta el pasado año el máximo coste no podía superar los 90,15 euros por destinatario, por lo que prácticamente en estos momentos la calidad de los obsequios puede duplicarse.

Muestras. También en este caso podrá deducirse el IVA, al entregar muestras de los productos que comercializa la propia empresa. No hay un límite en su coste si los albaranes de entrega hacen constar que no tienen valor comercial, aunque no será necesario indicar que no se encuentran a la venta o que se trata de muestras.
Será imprescindible aducir las facturas correspondientes a estos gastos, donde se especifiquen los productos y sus características según las deducciones a aplicar, al igual que sucede para el resto de gastos de la empresa.

Trade, trabajadores por cuenta propia

Hay varias figuras que un trabajador debe considerar a la hora de convertirse en autónomo con el fin de seleccionar aquella que mejor se adecue a su labor. En este sentido, aquellas personas que vayan a iniciar un trabajo como autónomo y sepan que el 75% de sus ingresos va a proceder de un cliente concreto, de manera habitual, lo mejor que se establezcan como ‘trade’ ya que ésta figura es la que regula a aquellos trabajadores que son económicamente dependientes de un cliente específico.

Para ser considerado como un trabajador ‘trade’ la Ley establece que se tienen que cumplir una serie de requisitos:

  1. No tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad a terceros.
  2. No ejecutar su actividad de manera indiferenciada con los trabajadores que presten servicio por cuenta del cliente.
  3. Tener una infraestructura productiva y materiales propios para el ejercicio de su actividad y que éstos sean independientes de los de su cliente.
  4. Que no ejerza su profesión en régimen societario o bajo cualquier otra fórmula jurídica admitida en derecho.
  5. Que no posea un local, establecimiento, oficina o despacho abierto al público.

Además, las personas que desarrollen su labor como ‘trade’ deben formalizar un contrato con su cliente en el que aparezcan los días de descanso, los festivos y la duración de su jornada laboral. De esta manera la relación que establecen con la empresa que les contrata es una relación mercantil por lo que se factura por los servicios prestados a la compañía.

Pero, ¿a qué está obligado un trabajador que desempeñe su actividad como ‘trade’?

  • Declaración censal
  • Pago de IVA e IRPF cada tres meses
  • Declaración de la renta por rendimientos de actividades económicas
  • Pagar IVA de las facturas. No obstante, se puede deducir los gastos.
  • Seguridad Social. En este caso es el trabajador el que fija la base de cotización y paga todos los meses la cuota.

La diferencia fundamental para seleccionar la figura de ‘trade’ frente a otras lo determinan los ingresos que se tengan del trabajo realizado. Es decir, un autónomo antes de decidir ser ‘trade’ tiene que tener en cuenta que si tiene una facturación elevada los impuestos también pueden serlo. Además, debe ser consciente de que en el este caso el régimen que los cubre es el de autónomos y no el régimen general de la seguridad social. 

¡EMPECEMOS!