Calendario fiscal de 2016

Hacienda ya ha publicado el calendario fiscal para este año. Desde Ad&Law hemos recogido las fechas más relevantes que deben tener en cuenta las empresas y contribuyentes.

calendarioFISCAL

Hacienda ya ha publicado el calendario fiscal para este año. Desde Ad&Law hemos recogido las fechas más relevantes que deben tener en cuenta las empresas y contribuyentes.

1 de febrero

Renta: pagos fraccionados. Cuarto trimestre 2015.
Renta y Sociedades: resumen anual
IVA:
Diciembre.
Cuarto trimestre de 2015.
Resumen anual

Hasta el 22 de febrero

Renta y Sociedades
Número de identificación fiscal
IVA

29 de febrero

Impuesto sobre sociedades
Declaración informativa de entidades en régimen de atribución de rentas
Declaración informativa anual de planes de ahorro a largo plazo
Declaración anual de operaciones con terceros

21 de marzo

Renta y Sociedades
IVA

31 de marzo

Declaración informativa anual de imposiciones, disposiciones de fondos y de los cobros de cualquier documento
Declaración informativa de valores, seguros y rentas
Declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero

6 de abril (hasta 30 de junio)

Renta y patrimonio. Se abre el plazo para la presentación por Internet del borrador de Renta y de las declaraciones de Renta 2015 y Patrimonio 2015 (con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta hasta el 25 de junio).

10 de mayo (hasta 30 de junio)

Presentación en entidades colaboradoras, Comunidades Autónomas y oficinas de la AEAT del borrador y de la declaración anual 2015 (con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta

10 de mayo (hasta el 25 de junio):

Borrador y declaración anual 2015 con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta

10 de mayo (hasta el 30 de junio):

Borrador y declaración anual 2015 con resultado a devolver, renuncia a la devolución, negativo y a ingresar sin domiciliación
Régimen especial de tributación por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes para trabajadores desplazados 2015

25 de julio

Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre la Renta de No Residentes (Establecimientos Permanentes y Entidades en Atribución de Rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español)

31 de octubre

Número de Identificación Fiscal
Cuenta Corriente Tributaria

Para más información consultar la web de Hacienda o ponerse en contacto con Ad&Law, estamos encantados de poder ayudaros en vuestros trámites.

Las facilidades de una Comunidad de Bienes

Aunque carece de personalidad jurídica propia, la Comunidad de Bienes es una de las formas más fáciles de poner en marcha un proyecto empresarial junto a otros autónomos.

Aunque carece de personalidad jurídica propia, la Comunidad de Bienes es una de las formas más fáciles de poner en marcha un proyecto empresarial junto a otros autónomos. Esta no tributa ni debe presentar anualmente el  Impuesto de Sociedades, siendo imputados sus ingresos de manera individual a la renta de cada uno de los socios. Así, dos o más trabajadores por cuenta propia pueden unirse manteniendo su condición de autónomos, con los mismos derechos y obligaciones.

La Comunidad de Bienes resulta una opción ideal para presupuestos iniciales ajustados, ya que la complejidad de los trámites y su coste son mínimos. Constituirla no requiere ninguna formalidad específica, basta con un contrato privado escrito y firmado por todos los socios. En caso de que se aporten bienes inmuebles o derechos reales sí que sería necesario hacer el contrato en escritura pública. Dicho contrato debe llevarse a Hacienda para identificar la comunidad de bienes a efectos fiscales y diferenciarla de los socios, que ya contarán como autónomos con su propio número de identificación. Inicialmente la empresa conseguirá un CIF provisional, que podrá ser canjeado tras seis meses por uno definitivo.

Sin necesidad de inscribir la comunidad de bienes en el registro mercantil, habrá que efectuar el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La cuota es del 1% del capital inicial declarado en el contrato. Hay que destacar que no es necesaria una aportación mínima de capital, y que la cantidad que aporte cada socio determinará su participación en la Comunidad de Bienes.

A continuación será imprescindible efectuar el Alta en el RETA, y en el Régimen General en caso de contar con trabajadores contratados específicamente para el proyecto común. Por último, los miembros de la Comunidad de Bienes necesitarán el libro de visitas de cara a futuras inspecciones de trabajo.
Además, Hacienda ha empezado a encajar algunas comunidades de bienes con actividad mercantil dentro del régimen del impuesto de sociedades en vez del impuesto sobre la renta. Esto que en principio es una buena noticia (porque los tipos marginales del IRPF son normalmente más altos que el impuesto de sociedades) puede no serlo siempre por lo que habrá que analizar en cada caso la naturaleza mercantil o no de la comunidad de bienes.
No obstante, la principal desventaja de las comunidades de bienes reside en el modo de afrontar las deudas frente a terceros ya que la responsabilidad no es limitada, al contrario de lo que ocurre en otras sociedades mercantiles. Así, en caso de deudas, accidentes, responsabilidad civil,… todos los socios responden solidariamente con sus bienes presentes y futuros lo que puede suponer un problema.

Consejos para elegir al proveedor ideal

Elegir un buen proveedor no es tarea fácil para un autónomo o pyme, por lo que antes de hacerlo tendrán que considerar una serie de cuestiones.

Elegir al proveedor ideal

Contar con proveedores de confianza es la primera condición que debe cumplir una pyme para su buen funcionamiento. Son ellos quienes aseguran la calidad y el suministro de la mercancía, sin los cuales el servicio podría llegar a convertirse en un caos. Elegir un buen proveedor no es tarea fácil para un autónomo o pyme, por lo que antes de hacerlo tendrán que considerar una serie de cuestiones.

Adecuación a las necesidades de la empresa. El autónomo debe plantearse qué producto, de qué calidad y cuánta cantidad tendrá que comprar, y definir en función de ello los requisitos que deba reunir su proveedor. Esta decisión es de suma importancia para aquellos que realicen inversiones considerables, o para quienes efectúen importantes volúmenes de compra como ocurre en el comercio y en numerosas industrias, pues estarán obligados a realizar una compra eficaz que compense los costes generados por la adquisición y el almacenaje.

Relación calidad/precio. Decantarse por la opción más económica y de mayor calidad no es sinónimo de tomar la mejor decisión. Muchos freelance que ofrecen buenos productos por un precio menor terminan alargando los plazos de entrega porque su mercancía no encaja con lo que pide la empresa, teniendo que hacer modificaciones hasta dar con el resultado deseado. Es preferible conocer trabajos anteriores de cada proveedor para poder usarlos como referencia.

Perfil del proveedor. El autónomo puede establecer sus expectativas sobre una determinada empresa realizando una investigación previa para conocer la experiencia y reputación de la misma, así como su situación financiera, su localización, tamaño o grado de organización.

Aspectos comerciales. A priori el empresario necesitará solicitar información acerca de asuntos como la forma y plazos de pago, su flexibilidad en el número de pedidos mínimos u ofreciendo facilidades de pago, sus garantías, seguros, gastos de transporte y descarga, recargos por aplazamiento, servicio postventa, asistencia técnica o atención al cliente.

Dinámica de la empresa. También se habrá de tener en cuenta la capacidad técnica del proveedor y su personal, que cuente con calidad acreditada (con certificados ISO o similares) y condiciones como el periodo de validez de la oferta, causas de rescisión de contrato, circunstancias que puedan dar lugar a la revisión de los precios, plazos de entrega y devolución de mercancía no vendida.

Contacto directo. Una vez seleccionados de manera rigurosa unos pocos proveedores llega el momento de iniciar las negociaciones pertinentes, de forma que empresario y proveedor puedan conocerse mejor. El autónomo o la pyme tendrán que pedir un presupuesto, y negociar un precio con cada empresa por separado para escoger finalmente la opción que consideren más conveniente.

¿Qué coche comprar para su empresa?

Los coches eléctricos no sólo benefician al medio ambiente sino que, también, pueden salir muy rentables para las empresas que los adquieren ya que pagan menos impuestos.

coche eléctrico

Los coches eléctricos no sólo benefician al medio ambiente sino que, también, pueden salir muy rentables para las empresas que los adquieren ya que pagan menos impuestos. Así, este tipo de vehículo se presenta como una de las mejores opciones para las empresas que quieren respetar el medio ambiente, ahorrarse dinero y mejorar su imagen ante la sociedad presentándose como un negocio respetuoso con el entorno.

¿Qué impuestos se rebajan?

El primer impuesto que sufre una modificación a la baja es el de matriculación que, en este caso, es del 0% para vehículos que emitan hasta 120 g/km. A medida que la emisión de CO2 crece, también aumenta el tipo aplicable de manera progresiva hasta alcanzar un tipo del 14,75% para aquellos vehículos que igualen o superen los 200 g/km.

  • Hasta 120 g/km de emisiones de CO2 se aplica el 0%

  • Entre 120 g/km y 160 g/km de emisiones de CO2 el tipo es del 4.75%

  • De 160 g/km hasta 200 g/km de emisiones el tipo crece hasta el 9.75%

  • A partir de 200 g/km de emisiones de CO2 se aplica el 14.5%

El segundo impuesto que ve reducida su tarifa es el de circulación ya que muchos Ayuntamientos ofrecen bonificaciones de hasta el 75% para este tipo de vehículos.

Ventaja para el trabajador

Además, en el caso de que la empresa adquiera un vehículo eléctrico para algún empleado la retribución en especie a imputarse será menor, al igual que el ingreso a cuenta a Hacienda. Por ejemplo: con un coche normal la retribución anual es de un 20% del valor del vehículo mientras que, si el coche es eléctrico o híbrido la carga se reduce al 14%. En el mismo sentido, si es la empresa la que asume la retribución también verá reducido sus costes.

Otras reducciones de costes

Cambiar las flotas por vehículos eléctricos también permite que las compañías se ahorren dinero en combustible por el diferencial que existe frente a la electricidad, el escaso mantenimiento que necesitan y las medidas de discriminación positiva que están llevando a cabo muchas ciudades con el aparcamiento gratuito en zonas de pago.

¡EMPECEMOS!