Dº LIBERTAD DE EXPRESIÓN VS Dº AL HONOR (ESPECIAL POLíTICOS)

La semana pasada asistimos al enfrentamiento dialéctico entre el Presidente de la Comunidad de Madrid, Don Ignacio González y el director de uno de los periódicos de mayor tirada nacional, Don Pedro J. Ramírez, por razón de la posible relación del primero con la “trama Gürtel” por la propiedad de un apartamento en una lujosa urbanización de Marbella.

Analizamos aquí, con independencia de la relación material o no del Sr. González con la trama de corrupción, que corresponde resolver a los Tribunales, la delimitación entre el derecho al honor de una persona contra la que se vierten graves acusaciones y el derecho a la libertad de expresión del periodista.

Ambos son derechos fundamentales, protegidos constitucionalmente y por tanto la línea que los separa es como siempre muy delgada.

La doctrina jurisprudencial señala que el juez debe realizar un juicio de ponderación entre ambos derechos analizando cuál de ellos debe prevalecer.

La necesidad del juicio de ponderación se recoge en las Sentencias del Tribunal Constitucional (por todas, 127/04 de 19 de Julio y 266/05 de 24 de octubre) señalando que tienen como fin determinar si la conducta del agente pudiera estar justificada por hallarse dentro del ámbito de las libertades de expresión e información.

Así, además del propio contenido de las expresiones deberá valorarse si el que las realiza es periodista o no, si la persona afectada ostenta cargo público o no, si se han efectuado con publicidad, si existe animus injuriandi o se realiza con ánimo de crítica, el contexto en el que se dicen, etc.

La valoración de todas estas circunstancias puede determinar que una misma expresión, según el modo en que se vierta, constituya o no delito, primando el derecho a la libertad de expresión del periodista que da una noticia, frente al honor del político, siempre y cuando no se utilicen expresiones absolutamente vejatorias, es decir aquellas que sean ofensivas y resulten impertinentes para expresar las opiniones o informaciones de que se trate.

En el concreto caso que nos ocupa, las acusaciones vertidas son muy graves, sin embargo entra en juego aquí, como elemento esencial a ponderar por un lado

  • la condición de periodista del Sr. Pedro J. Ramírez. Es reiterada la jurisprudencia que informa que la libertad de expresión alcanza su máximo nivel cuando se trata de periodistas, precisamente por la función que tienen en la formación de la opinión pública libre (STC 165/87 de 27 de Octubre, 105/90 de 6 de Junio),

 

  • la condición de político del Sr. González, pues debido a su función pública, la jurisprudencia establece que este tipo de personas estás sujetas a un mayor control, donde los límites de la crítica son más amplios que si se tratara de una persona sin proyección pública. (STC 336/93 de 15 de Noviembre, 3/97 de 13 de Enero),

Por lo que entendemos que prevalecería el derecho a la libertad de expresión como manifestación de información pública libre, constitutiva de una de las características básicas del Estado de Derecho.

No obstante, cuando los elementos a ponderar no son tan claros y sobre todo si se llegan a utilizar expresiones vejatorias ofensivas o que resulten innecesarias para expresar la información u opinión no podrá prevalecer el derecho a la libertad de expresión frente al honor de la persona contra la que se vierten las acusaciones.

En el departamento jurídico de AD&LAW somos especialistas en defender los derechos de nuestros clientes que en ocasiones se ven atacados, cuanto más si se trata de derechos fundamentales atacados bien enarbolando la bandera de otro derecho fundamental bien porque sin más y sin calcular bien las consecuencias, se atacan derechos fundamentales que deben ser especialmente protegidos.

Fdo.- Ana Belén Spínola Pérez

Responsable Departamento Jurídico AD&LAW en Madrid

Blogueros: Tributación IRPF e IRNR

Los rendimientos procedentes de la actividad de bloguero, aunque se obtengan ocasionalmente, tienen la naturaleza de rendimientos procedentes de una actividad económica, y más en concreto de una actividad profesional, a efectos del IRPF o del IRNR, según se trate de un residente o no en el territorio español.

IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas)

Estos rendimientos, deben declararse, como rendimientos de actividades económicas en el IRPF, aunque se obtengan ocasionalmente. No obstante, no existe la obligación de presentar declaración por el IRPF cuando se obtengan exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, de capital, o de actividades económicas (actividades profesionales), así como ganancias patrimoniales, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales.

Por su parte, el pagador de estos rendimientos (empresario, profesional o sociedad) está obligado a practicar retención sobre los mismos. El tipo general de retención aplicable, hasta el día 1 de enero de 2015, es del 21 % (posteriormente será del 19%). En el caso de que el bloguero inicie el ejercicio de su actividad profesional, siempre y cuando no hubiera ejercido ninguna actividad profesional en el año anterior a la fecha de inicio de la actividad, el tipo de retención aplicable es del 9%. Este tipo resulta de aplicación en el periodo impositivo de inicio de actividades y en los dos siguientes. A efectos de la aplicación del tipo reducido, el bloguero deberá comunicar al pagador de los rendimientos esta circunstancia, quedando obligado el pagador a conservar la comunicación debidamente firmada.

IRNR (Impuesto sobre la Renta de No Residentes)

Si existe Convenio de Doble Imposición: en el caso de que el bloguero resida en un país con el que España tenga suscrito un Convenio para evitar la Doble Imposición Internacional, los rendimientos profesionales obtenidos en su actividad solo se gravan en el Estado de residencia del bloguero, no estando sujetos a retención por el pagador.

Si no existe Convenio de doble imposición: los blogueros residentes en un país con el que España no tenga suscrito Convenio de Doble Imposición, tributan en España por el IRNR, por el importe íntegro obtenido, siendo aplicable el tipo de gravamen del 24,75%. La tributación tiene lugar operación por operación, de forma separada y por cada obtención de renta generada. El pagador de estos rendimientos está obligado a practicar retención aplicando el referido tipo de gravamen del 24,75% a la renta satisfecha, que se convierte en tributación única y en origen. Dicha retención se declara por el pagador en el modelo 216, a presentar en los 20 primeros días naturales de los meses de abril, julio, octubre y enero, respecto a las cantidades retenidas correspondientes al trimestre anterior.

Los rendimientos procedentes de la actividad de bloguero, aunque se obtengan ocasionalmente, tienen la naturaleza de rendimientos procedentes de una actividad económica, y más en concreto de una actividad profesional, a efectos del IRPF o del IRNR, según se trate de un residente o no en el territorio español.

Blogueros: Tributación IVA

Lo esencial para que los servicios prestados por los blogueros tributen por el IVA es que, a efectos del Impuesto, se trate de una actividad empresarial o profesional prestada por un empresario profesional. Con carácter general, estará siempre sujeta a IVA la actividad realizada por una sociedad mercantil. Si se trata de una persona física, la actividad profesional, a efectos de IVA, se manifiesta en la realización “habitual” o continuada de entregas de bienes o prestaciones de servicios. La habitualidad es la práctica ordinaria y frecuente de entregas de bienes y prestaciones de servicios. No se produce la sujeción al IVA cuando se trata de una actividad de manera esporádica.

Si los servicios del bloguero, persona física, estuvieran sujetos al IVA por tratarse de una actividad habitual, o bien, siempre que se trate de una sociedad mercantil, habría que tener en cuenta las reglas de localización del hecho imponible, prestaciones de servicios:

- Si el bloguero reside en territorio de aplicación del IVA español (territorio peninsular español e Islas Baleares), sería el sujeto pasivo, debiendo repercutir e ingresar la cuota de IVA aplicando el tipo general del 21% sobre los servicios prestados.

- Si el bloguero no residiera en el citado territorio, los servicios se entienden prestados en el mismo y no están sujetos al IVA que resulte aplicable en el extranjero (es decir, la factura vendría sin IVA extranjero). En este caso, sería el pagador de los servicios (no el bloguero) el que debería incluir en  su declaración de IVA, como IVA autorepercutido y como IVA deducible, la cuota resultante de aplicar el tipo del 21% a los servicios prestados por el bloguero residente en el extranjero.

Tramos del IRPF 2014

En el ejercicio 2014 se mantienen los tramos del IRPF de 2012 y 2013, de momento se han ampliado por al menos un año más los tipos incrementados y la tabla de tramos del IRPF para 2014 queda como sigue:

Tramos-IRPF-2014

El IRPF es un impuesto progresivo, quien más gana, más paga, pero no hay que dejarse llevar por un error muy habitual que consiste en pensar que si por ejemplo ganamos 25.000€ tenemos que pagar a hacienda el 30% de esos 25.000€, pagaríamos el 24,75% sobre los primeros 17.707€, y sobre lo que exceda hasta los 25.000€ (25.000-17.707=7.293) si que aplicaría el 30%. Este error lleva a pensar que si se pasa de tramo puede llegar a disminuir el neto a percibir, pero todo lo contrarío, si se pasa de tramo lo que exceda sobre ese tramo tributará a un tipo superior, pero en global el neto siempre será más alto que antes de pasar de tramo.

La Agencia Tributaria está estudiando elevar el mínimo exento, que de momento se mantiene en, como mínimo 5.151€, aunque este mínimo puede verse incrementado en función de la situación familiar. Para el cálculo del ejemplo anterior lo tendríamos en cuenta de la siguiente manera: 5.151€ x 0% + (17.707 – 5.151)€ x 24,75% + (25.000-17.707)€ x 30% = 5.295€, que en porcentaje supone un 21,18%

En la siguiente tabla se muestran los mínimos personales y familiares que se aplican a la hora de calcular las retenciones:

minimo-personal-familiar-irpf

Lo esperado es que a partir del 2015 los incrementos sobre los tramos desaparezcan, año en el que coincide con las elecciones generales por lo que parece bastante propicio.

En el caso de los deportistas, y tras la reforma de la Ley Beckham, tributarán también según los tipos incrementados, salvo contratos realizados con anterioridad al 1 de enero de 2010 y salarios inferiores a 600.000€, para más información ver tributos futbolistas.

Para cualquier duda o cuestión sobre tus retenciones, no dudes en contactar con el equipo de profesionales de Ad&Law.

Cálculo de las retenciones de IRPF 2014

Como todos los años por estas fechas la Agencia Tributaria pone a nuestra disposición el programa de ayuda para realizar el cálculo de retenciones del IRPF. Con esta herramienta las empresas pueden calcular la cuantía y el tipo de retención a aplicar a sus trabajadores en base a sus condiciones personales y laborales, así mismo los empleados pueden chequear que se les están aplicando bien las retenciones en la nómina.

La principal novedad para 2014 es que se mantienen los tipos incrementados. El ejecutivo no ha podido cumplir sus previsiones y las necesidades de cumplir con el déficit público han llevado a prolongar las medidas tomadas en diciembre de 2011. El compromiso para retirar el incremento se traslada a 2015, año de elecciones generales.

Ya no está disponible la versión instalable del programa de ayuda, para calcular las retenciones en 2014 únicamente está disponible en el módulo online a través de la página web de la AEAT.

Control empresarial de las comunicaciones de los empleados

La reciente Sentencia del Tribunal Constitucional 170/2013 de 7 de Octubre dictada por la Sala Primera ha tratado la problemática del control empresarial de los ordenadores de los empleados en relación con la intimidad y el secreto de la correspondencia electrónica.

En la referida Sentencia se deniega el amparo solicitado por un trabajador tras intervenir la empresa sus comunicaciones a través del ordenador (e-mails) proporcionado por aquella. La razón fundamental de esta denegación es el especial convenio que regía su relación laboral, que sancionaba como falta leve la utilización de dichos medios informáticos para usos privados y/o personales, lo que supone, según el Tribunal, que no exista una expectativa razonable de confidencialidad para el trabajador.

Es decir dicho ordenador únicamente podía ser utilizado por el trabajador para uso profesional, por lo que el empresario podría controlar su uso tanto para vigilar el cumplimiento laboral como para controlar que no se utilizasen para usos no profesionales. Y esto era conocido por el trabajador.

Entra en juego aquí el derecho fundamental del trabajador a la intimidad y al secreto de las comunicaciones (art. 18.1 y 18.3 CE) frente al poder de dirección del empresario (derivado de los derechos no fundamentales de propiedad y de empresa recogidos en los art. 33 y 38 CE) que permite al empresario medidas de vigilancia y control con la consideración debida a la dignidad del trabajador.

La importancia de esta reciente Sentencia es que el empresario podrá fiscalizar las comunicaciones de los trabajadores (limitando así en cierto modo el derecho a la intimidad de las comunicaciones) siempre y cuando se hayan establecido previamente y con conocimiento del trabajador de las reglas de uso de los equipos informáticos proporcionados por ella, pues así el trabajador sabrá que pueden ser objeto de fiscalización y control en orden a comprobar el correcto uso de los mismos y no se generará una expectativa de confidencialidad.

El trabajador debe conocer que su ordenador no puede ser usado para fines privados, que podría ser objeto de fiscalización y que si lo usa para fines no profesionales podrá ser sancionado, garantizando así todos los derechos en juego, los del empresario y los del trabajador. Por lo que, dándose estas condiciones, si el empresario finalmente ejerce ese derecho de control no estaría vulnerando los derechos fundamentales del trabajador. Siendo necesario un exceso de celo por parte del empresario en cuanto a la expectativa de confidencialidad, pues están en juego derechos fundamentales de los trabajadores.

Ana Belén Spínola Pérez

Abogada en AD&LAW

¡EMPECEMOS!